Configurar rutas estáticas persistentes en Solaris

El comando route, tanto en Linux como Solaris permite manipular la tabla de enrutamiento del sistema, no obstante, el método de configurar las rutas de forma persistente es distinto para ambos.

En el caso de sistemas RHEL y CentOS, por ejemplo, las rutas persistentes se configuran en ficheros por interfaz de red dentro del directorio “network-scripts”:

/etc/sysconfig/network-scripts/route-eth0
ADDRESS0=10.10.10.0
NETMASK0=255.255.255.0
GATEWAY0=192.168.0.1
ADDRESS1=172.16.1.0
NETMASK1=255.255.255.0
GATEWAY1=192.168.0.1

En Solaris, en cambio, el fichero que contiene todas las rutas estáticas persistentes del sistema es “/etc/inet/static_routes

# more /etc/inet/static_routes

# File generated by route(1M) - do not edit.
192.168.1.0/24 10.10.0.1
-net 10.10.4.0/21 172.16.0.1
[...]

En lugar de añadir manualmente las rutas a dicho fichero, el comando route de Solaris permite utilizar el parámetro “-p” para que la ruta que configuremos se añada automáticamente al fichero y sea persistente a reinicios, ejemplo:

# /usr/sbin/route -p add 192.168.1.0/22 172.1.1.1

Tras la ejecución del comando la ruta es aplicada en la tabla de enrutamiento del sistema y solamente si la operación es correcta se guarda en el fichero de rutas. En el caso de que exista un fallo, como por ejemplo que la ruta ya existe o que al borrarla no esté definida en la tabla, el cambio en el fichero “/etc/inet/static_routes” es ignorado.

Otro punto a tener en cuenta es la utilización de nombres de host ya que en el momento que se aplican las rutas en el inicio del sistema el sistema de resolución de nombres (DNS) todavía no está disponible.

Finalmente se puede verificar que la ruta ha sido aplicada con el comando “netstat -nr”:

# netstat -nr  

Routing Table: IPv4
  Destination           Gateway           Flags  Ref     Use     Interface 
-------------------- -------------------- ----- ----- ---------- --------- 
default                    10.10.0.1      UG        1      36128        
[...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *